סיפורים נוספים:
 
החייט הירושלמי - צילום יהודה עצבה

גירסה לסיפור 'החליפה' בספרדית- El traje

נכתב על ידי: פנינה פלמן

לשמיעת גירסה לסיפור 'החליפה' בספרדית- El traje:

El traje

Version de Yehuda Atzaba


Traduccion del hebreo Pnina Felman


Un habitante de Jerusalem regreso del extranjero.

 Alla compro una tela especial de mucho valor

Cuando regreso a Jerusalem, lo primero que hizo fue dirigirse a un sastre para que le confeccione un traje con esa tela

El sastre extendio la tela sobre la mesa, la midio y al rato exclamo

Imposible!-

- A que se refiere?  -  le pregunto el cliente          

          - No hay suficiente tela

Como puede ser? - le dijo indignado. Compre cantidad suficiente. -

Me tomaron medidas y me dijeron que me va a alcanzar y sobrar.

-          -No hay suficiente tela - repitio el sastre con asertividad. Con esta cantidad no puedo coserle un traje.

           

-          No le quedo otro remedio al cliente que recoger  la tela y regresar a su casa triste y desconsolado

De pronto vio en el camino otra sastreria

Entro, le mostro la tela al sastre y le pidio que le cosa un traje. Por supuesto no le conto nada de lo que habia conversado con el sastre anterior

Este sastre midio la tela, y tambien le tomo medidas al cliente y sin poner ninguna objecion, le dijo que venga a la semana siguiente a buscar el traje

Y efectivamente, segun lo prometido recibio un hermoso traje, le pago al sastre y volvio a su casa feliz y contento

Cuando llego el sabado, nuestro personaje estreno  su nuevo traje en la visita al templo.

Cual no seria su sorpresa al encontrarse ahi con el sastre que le cosio el traje junto con su hijito que lucia un traje de la misma tela que la de el.

Ahora no cabe ninguna duda - penso para sus adentros. No solo que la tela fue suficiente para mi traje sino que incluso alcanzo para coserle un traje al hijo del sastre

A la semana siguiente se dirigio furiosamente al primer sastre y lo insulto y maldijo.

Por que me dijiste que la tela no es suficiente? Se la di a tu colega y no solo dio abasto para un traje para mi sino que incluso le alcanzo para coserle un traje al hijo.

No puede ser lo que Ud. me dice – le respondio el sastre.

Si no me cree, venga el sabado al templo y lo vera con sus propios ojos.

Y asi fue

El primer sastre vino al templo y el cliente señalo al hijo del segundo sastre que vestia un traje con la misma tela

Y que tiene  que decir ahora?

Es cierto - le contesto el sastre. Pero entienda. El hijo de el es pequenio. Mi hijo es mucho mas grande.




 
המספרת פנינה פלמן - אוסף פנינה פלמן
© כל הזכויות שמורות
21.2.19. טז' אדר א' תשע"ט


הוספת תגובה
שם:
דואר אלקטרוני:
כתובת זאת לא תוצג באתר
כותרת:
תוכן:



 
|